Casa del Cuño

Como parte de las necesidades que generó la construcción del ferrocarril, en 1883 se construyó una bodega al lado de la nave principal de la Aduana. A partir de 1917 y hasta 1949, fue utilizada como la Casa del Cuño, pues ahí se acuñaban las monedas. Posteriormente esta tarea fue asumida por el Banco Central, y la Casa del Cuño siguió funcionando como bodega. A partir de 1987 sufrió una serie de transformaciones, en las que predominan sus paredes de vidrio que forman un cubo, los marcos de metal internos y una parte del piso de piedra.

Ubicación: 
Casa del Cuño
Barrio Escalante. Costado Norte de la Antigua Aduana.